errorLos modelos de evaluación y mejora de procesos se basan en el principio "La calidad del sistema, o del producto depende principalmente de la calidad de los procesos empleados para su desarrollo".

Por ejemplo, CMMI identifica 25 áreas clave de procesos con objetivos y prácticas que determinan cómo de bien se está haciendo el producto: el software.

De esta forma, garantizar la integridad de los fuentes, y controlar adecuadamente las versiones de todos los documentos, librerías y demás elementos de la configuración es una de las 25 áreas de procesos.

Sin duda se pueden diseñar procesos y tecnología que garanticen la calidad cuando de producción industrial se trata, pero ¿también para construir diseños de arquitecturas ingeniosos e implementaciones inteligentes?

Cuando la eficiencia no consiste en producir más líneas de código en menos tiempo, sino en diseñar arquitecturas simples, robustas y escalables, ¿también se puede mejorar la eficiencia mejorando los procesos?

La innovación, los diseños de las arquitecturas y las estrategias de solución deben su valor a las personas, no a los procesos.

Las organizaciones que desarrollan software para sistemas novedosos o para sectores de mercado de cambios rápidos o bases tecnológicas inestables pueden mejorar su valor y eficiencia a través de los procesos en el porcentaje que sea, pero si buscan la excelencia, no en los procesos sino en el talento de personas motivadas, dispararán esos mismos valores.

Las organizaciones de software que dan soluciones a entornos de problemas bien conocidos, que necesitan poca innovación, que desarrollan sistemas con niveles altos de integridad, que trabajan en sistemas que pueden definirse con detalle desde el primer día, y sobre bases tecnológicas más contrastadas y estables, pueden aprovechar mucho mejor las ventajas de mejora, repetibilidad y escalabilidad que dan los modelos de mejora basados en procesos.

(publicado el 3.08.2006 en navegapolis.net)

 

 

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar