agua aceiteCombinar la agilidad con un modelo de procesos puede ser una estrategia o un contrasentido; una táctica razonada y razonable, o el disparate de un gestor engañado.

Los modelos de procesos como CMMI, ISO 15504, o Spice (que fue la versión beta de éste último) se fundamentan en la teoría sobre calidad y eficiencia desarrollada en la manufactura industrial, donde los protagonistas y responsables del saber hacer y de la calidad son los procesos; y donde las personas son recursos necesarios para asistir a éstos.

"La industria manufacturera ha reconocido la importancia de la efectividad de los procesos y la eficiencia. Hoy en día, muchas organizaciones en el sector manufacturero y de servicios a reconocer la importancia de los procesos de calidad"...

En la década de 1930, Walter Shewhart comenzó a trabajar en la mejora de procesos con sus principios de control estadístico de calidad [Shewhart 1931]. Estos principios fueron refinados por W. Edwards Deming [Deming 1986], Philip Crosby [Crosby 1979], y Joseph Juran [Juran, 1988]. Watts Humphrey, Ron Radice, y otros extendido estos principios aún más y comenzó a aplicar a software en su trabajo en IBM y el SEI [Humphrey, 1989].
SEI ha tomado la premisa de la gestión sobre procesos, "la calidad de un sistema o producto es sobre todo consecuencia de de la calidad del proceso utilizado para su desarrollo y mantenimiento", y CMM se desarrolla sobre esta premisa. La creencia en esta premisa es compartida en todo el mundo por los movimientos de calidad, como lo demuestra la Comisión Electrotécnica Internacional (ISO / IEC) de la Organización Internacional de Normalización ISO..."

CMMI DEV 1.2, pág. 16


Las prácticas ágiles son exactamente lo contrario: métodos de trabajo que ayudan a los personas, que son quienes tienen el  know how y los responsables de la calidad.

"Preferimos el valor de las personas y su interacción al de los procesos y las herramientas"

Manifiesto ágil.

Hay empresas o departamentos que integran o mantienen sistemas, o que realizan tareas en las que quizá se puede explicitar en procesos el conocimiento necesario en un... ¿60, 70, 80%?.

En otros casos ocurre lo contrario.

Para no disparatar el modelo de producción conviene saber en qué caso se está, y no caer en la tentación de mezclar agua y aceite. Los dos principios a la vez, no son posibles. Sí lo es sin embargo una síntesis del conocimiento de ambos; y cuando se trata de una empresa ágil, que no busca también una evaluacion CMMI sino el conocimiento útil que de él puede emplear, este quizá sea un buen consejo:

Tomar las metas y prácticas globales de CMMI, pero olvidarse de aplicarlas a las áreas de procesos, y aplicarlas a las prácticas ágiles que emplean, porque CMMI cubre algo que las prácticas ágiles no abordan: la institucionalización y homogeneización de la forma de trabajo. Algo que llevan a cabo las metas y prácticas globales.

Se trataría de aplicar procesos para la homogeneidad en organización, la formación de las personas y la mejora de las prácticas y agilidad para la producción.

(Publicado el 29 del 11 de 2009 en navegapolis.net)

 

 

 

No estás autorizado para publicar comentarios.